Recursos PAS Como obtener aprendizajes ya de esta pandemia

Recursos útiles

 Recursos para PAS:
CÓMO OBTENER YA APRENDIZAJES DE ESTA PANDEMIA 

Por Andrea Mónaco, Psicóloga – Abril 2020

Cualquier situación de la vida (y sobre todo las más complicadas) puede dejarnos enseñanzas, y aunque aún estamos en medio de la cuarentena por coronavirus, ya es posible observar lo que llevamos vivido e intentar usarlo a nuestro favor. 

A mitad de marzo entramos en estado de alarma y se pusieron en marcha nuestras estrategias de afrontamiento y procesamiento de la situación, con mayor o menor éxito.

Desde entonces, quienes estamos confinados en casa hemos pasado por 3 FASES a nivel psicológico. Analizarlas desde la perspectiva PAS resultará muy útil para conocernos más y obtener aprendizajes interesantes sobre nuestra forma de ser y funcionar.

  • Fase 1- El Cambio y el Afrontamiento:

La situación generada por el virus ha sido un cambio muy fuerte en nuestras vidas, que ocurrió de pronto y con gravedad. Gran cantidad de nueva información invadió nuestra mente y sentidos, y todas las emociones quedaron a flor de piel.

Las PAS, por su disposición a recibir y procesar gran cantidad de estímulos, experimentaron (y siguen experimentando) estas cuestiones con especial intensidad.

La velocidad del cambio impidió usar ciertas capacidades altamente sensibles naturales, como el análisis minucioso, el procesamiento profundo, la planificación y la combinación de posibilidades.

Simplemente hubo que afrontar y reaccionar al cambio lo mejor que se pudo, y cierto es que a las PAS los cambios no siempre le sientan bien, sobre todo si son bruscos. 

Muchas PAS han experimentado un malestar muy profundo y gran dificultad para hacer frente a la situación sobre todo al inicio. Se vieron desbordadas por emociones intensas y cambiantes. Algunas solo pudieron cerrarse sobre sí mismas, en recogimiento.

Otras PAS ‘se desconectaron’ de la situación, dedicándose con empeño a sus obligaciones o a distraerse, pero aunque creyeron verse menos afectadas, finalmente afloraron el malestar y la preocupación lógica de la situación (a veces más intensos que antes).  

Otras PAS, con más trabajo personal a sus espaldas o un buen estilo de afrontamiento, pudieron lidiar mejor con la situación, lograron gestionarla bastante bien y mantenerse en equilibrio. Incluso están encontrando algunos aspectos positivos a la situación.

Muy probablemente, también es posible haber pasado por todas esas reacciones de forma sucesiva o intermitente. Es normal. Las PAS y no PAS tenemos varios frentes abiertos por todo lo que está ocurriendo y llevará mucho tiempo estabilizar tanta carga emocional.

La diferencia entre los diferentes tipos de afrontamiento reside en la capacidad de cada persona para evaluar lo que está ocurriendo, conectar con sus posibilidades y gestionarse a sí misma para responder.

Todas las PAS hemos sentido las emociones y los pensamientos muy revueltos, pero quienes han sido más conscientes y respetuosas con sus sensaciones han evitado hundirse en los altibajos de ánimo y en las dificultades.

>> Reflexiona para tu crecimiento personal:
¿Cómo has vivido el primer momento de la crisis y sus cambios? ¿Qué has hecho para afrontar la nueva situación? ¿Qué otras respuestas no has utilizado, pero crees que podrían haber sido útiles?

  • Fase 2- La Adaptación y la Creatividad

Apenas afrontado el shock inicial hubo que llevar a cabo una adaptación rápida e inevitable. Para ello, se pusieron en marcha en nuestro interior los aprendizajes previos y los recursos personales.

Toda situación nueva o difícil conlleva mucho que procesar y cada uno lo hace a su manera. Las PAS que por naturaleza tienden a ser controladoras y perfeccionistas, sin embargo, tuvieron que aceptar que la nueva realidad se impusiera con todas sus nuevas particularidades a cualquier plan u organización propia. Tuvieron que flexibilizarse.

Recibir y procesar muchos estímulos de forma simultánea, junto a la gran capacidad de observación y reflexión, ofreció a muchas PAS la posibilidad de improvisar de forma creativa soluciones útiles y completas.

En circunstancias de tanta presión y cambio, se vuelve vital no forzar demasiado la propia capacidad de asimilación y la tendencia a resolver y aguantar. Es preciso estar muy pendiente de las propias necesidades y sensaciones, para respetar, dentro de lo posible, el ritmo personal y no colapsar.

Como seres vivos, debemos confiar en el instinto de adaptación y supervivencia, y como seres humanos de intelecto desarrollado y gran entramado social, contamos con estrategias complejas y muy creativas para hacer frente a la adversidad.

En este confinamiento hemos tenido que rediseñar todas nuestras acciones cotidianas, adoptar la tecnología más que antes, generar muchas rutinas nuevas y además hemos visto multiplicarse cantidad de manifestaciones artísticas, solidarias y nuevas ideas.

Todos estamos teniendo que adaptarnos de un modo u otro y salir adelante. Allí es cuando podemos vernos en acción para reconocer y valorar nuestras capacidades y recursos.

Muchas personas se descubrirán más fuertes y con más herramientas de lo que creían, otras afianzarán su seguridad y valía, y todos podremos vislumbrar lo que nos queda por aprender.

 >> Reflexiona para tu crecimiento personal: 
¿Cuán complicado te ha resultado adaptarte a la nueva situación? ¿Qué ha sido lo que más te sirvió? ¿Son recursos que ya sabías que poseías o los acabas de descubrir? ¿Qué cosas nuevas estás haciendo que antes no te veías capaz de hacer?

  • Fase 3- La Aceptación y la Introspección

Aunque seguimos bastante perplejos por lo que nos toca vivir, en términos generales nos encontramos cada día más adaptados y dispuestos a acoplarnos, reformularnos, resistir y salir adelante. Además, hay sensación de unidad y apoyo social.

Estas vivencias tan profundas nos van ayudando a cambiar la mirada y aceptar mejor lo que ocurre. Y la aceptación siempre es el primer paso para poder aprender y evolucionar.

En esta fase, es importante buscar espacios para nosotros mismos y hacer introspección, es decir, mirar hacia dentro, ver cómo estamos, escucharnos y conocernos más. Aceptar también lo que sentimos, lo que vivimos y cómo lo vivimos.

Las PAS tenemos muchas características óptimas para desplegar y fortalecer en esta crisis y en los tiempos que vendrán. Por ejemplo, la empatía, la responsabilidad, el compromiso, la generosidad, la amabilidad, la justicia, la reflexión…

Pero ante un mundo tan cambiado y la gran incertidumbre por lo que vendrá, para las PAS es fácil caer en el error de intentar compensar las dificultades dando demasiado de sí mismas, autoexigiéndose y presionándose. No todo está en nuestras manos y hay que conocer y respetar los límites personales, imprescindibles para conservar la salud física y emocional de una persona PAS.

Por todo ello es tan importante conocerse en profundidad y entender cómo funciona la personalidad PAS. Son momentos ideales para descubrir facetas que desconocíamos y poner en marcha nuevas capacidades. Hoy más que nunca, saber gestionarnos es vital.

>> Reflexiona para tu crecimiento personal: 
¿Te permites tener un tiempo y espacio para encontrarte contigo a solas? ¿Hay aspectos de tu forma de ser y actuar que estás descubriendo y no conocías? ¿Sabes cuáles son tus límites? ¿Los respetas?

Andrea Mónaco
Colegiada Nº CV11898
@andreamonaco_psicologa

Te puede interesar…

Andrea Mónaco
Psicóloga CV 11898 

Andrea Monaco psicologia

CONTACTA:

info@ateliervidaplena.com
(+34) 677 419 762

©2019 Atelier VidaPlena – Todos los derechos reservados